Detrás de la buena intención de un empleado que acude a trabajar estando enfermo se esconde una comprobada reducción de los niveles habituales de rendimiento. El miedo a perder el empleo, a pedir la baja, a descontarse días de vacaciones o, simplemente, a creer que se podría demostrar poca profesionalidad o implicación son algunas de las razones que se esconden detrás de esta práctica.

Y es que, según los últimos estudios aportados a luz pública, el 75 % de los españoles han acudido a su puesto de trabajo a pesar de estar enfermos, porcentaje muy superior al de países como Reino Unido (57%), Alemania (49%) o Francia (42%).

Hay otro dato que resulta muy ilustrativo: los españoles somos los menos concienciados sobre las implicaciones de trabajar en estas condiciones. De media, calculamos que nuestro rendimiento laboral solo disminuye un 10%. Una estimación bastante diferente a la de Francia, donde perciben una caída del 21% en su capacidad; Reino Unido, que calcula un descenso del 18%, o Alemania, donde reconocen que su productividad se reduce un 27%. Los expertos estiman que la disminución es de aproximadamente el 30%. Los datos hablan solos: tenemos un gran desafío que afrontar desde nuestras respectivas organizaciones

Existe una relación directa entre una apuesta por políticas de salud y bienestar en el entorno laboral y unos mejores índices de motivación, productividad, sentimiento de pertenencia, satisfacción y bienestar entre los empleados

Cuidar el capital humano

Existe una relación directa entre una apuesta por políticas de salud y bienestar en el entorno laboral y unos mejores índices de motivación, productividad, sentimiento de pertenencia, satisfacción y bienestar entre los empleados.

Partiendo de la base de que el capital humano es el principal valor de toda organización, es fundamental cuidarlo y, para ello, no hay nada mejor que invertir en la salud y bienestar de los trabajadores.

Y, por esta razón, una sólida estrategia de salud y bienestar en la empresa es la herramienta más eficaz para combatir y reducir tanto el absentismo como el presentismo laboral. No en vano, el 74% de los españoles considera que las iniciativas enfocadas en la salud y bienestar son uno de los puntos más importantes a valorar a la hora de elegir empleador. Motivos más que suficientes para situar la salud y bienestar de nuestros equipos en el centro de nuestras decisiones como responsables de Recursos Humanos.

Motor del cambio

Este departamento, por su carácter estratégico y transversal, es el motor de cambio hacia una empresa más saludable.

En Decateam creemos que el futuro es colaborativo, y por eso hemos alumbrado Programa Salud y deporte, un entorno de gestión, creación y ejecución centrada en el intercambio de conocimiento entre aquellos profesionales de la gestión de personas que sitúan la salud y bienestar de sus equipos en primer lugar.

Desde gestión de las emociones, actividad física, nutrición, estrés laboral o cuidado de colectivos concretos, la filosofía de Decateam gira alrededor de nuestros equipos y de cómo, desde nuestras respectivas organizaciones, podemos crear un futuro más saludable. Porque la llave para un mañana mejor es trabajar juntos hoy y, por eso, es el momento de dar el paso y apostar firmemente por la salud en la empresa.

Haciendo previamente un proceso participativo con tus empleados para conocer sus inquietudes y objetivos acerca de su salud.

Como afrontar este cambio:

Normalmente aunamos entre estos 4 departamentos:

  • PRL (Prevención y Salud) se involucran y tienen resultados exitosos en cuanto a las bajas de personal, depresiones, estrés y demás consecuencias. Se trabaja la Salud a través de la empresa y la Actividad Física.
  • RSC (Responsabilidad Social Corporativa) Facilitamos muchas posibilidades a los trabajadores en la empresa. Acercamos las posibilidades a los trabajadores, creando un ambiente de satisfacción general.
  • Comunicación Interna, Conseguimos que los empleados tengan una relación entre ellos, además de con mandos superiores, donde los Valores personales se conjugan con los valores de la empresa. Se trabaja en una misma dirección.
  • RRHH (Branding Interno) Conseguimos que nuestros empleados tengan una buena imagen de nuestra empresa consiguiendo el orgullo de pertenencia.

En ese sentido, nos enfocamos en hacer ver cómo la empresa ofrece una imagen de empleador de buen lugar para trabajar. Para ello no solo hay que hablar hacia el exterior, sino de cómo el empleado vive, cómo se diferencia del resto de compañías competidoras del sector.

 

Nuestro objetivo es la organización de eventos de calidad,

si tienes una idea en mente... 

Te asesoramos sin compromiso