Estados de ánimo como la calma, la quietud y la tranquilidad. Son factores anhelados en la sociedad actual, pues, según la Organización Mundial de la Salud, OMS; un 4,4% de la población mundial sufre de depresión, ansiedad y estrés.

Para mitigar este problema, nacen muchas prácticas, como el mindfulness, una disciplina que se centra en la atención plena o conciencia plena, en el aquí y ahora, y en prestar atención a los pensamientos, las emociones, las sensaciones corporales y al ambiente circundante, pero sin juzgar si son adecuados. ¿Complicado? no tanto, para esto, se llevan a cabo técnicas de meditación que ayudan a calmar la mente para regular las emociones. Si todavía no lo practicas, te damos 6 razones para hacerlo.

Aumentamos el bienestar

Una de las metas es conseguir tranquilidad y calma. Y con ello aumenta nuestra sensación general de bienestar. Al conocer la meditación a través del mindfulness, cada vez nos irritamos y nos enfadamos menos.

Mejora tu creatividad

Cuando parece que las ideas se van de vacaciones, la concentración y la meditación que se consigue con el mindfulness hace reavivar nuestro lado más creativo. Tras 10 minutos de meditación, se mejora la capacidad de resolver problemas de forma creativa.

Más concentración y atención

Centrarnos en el aquí y ahora tiene muchos beneficios. No solamente nos calmamos sino que también aumenta nuestra atención con todas las cosas que hacemos a diario y nos concentramos por lo que realmente tenemos que hacer, sin perder tiempo, y esto ayuda a la toma de decisiones.

Aprender a respirar

¿Sabías que en Estados Unidos se realizan talleres para aprender a respirar como base para mejorar nuestra vida? Respirar bien puede aliviarnos de toda clase de problemas relacionados con nuestra mente y cuerpo. La meditación y, en este caso, esta práctica también permite controlar nuestra respiración como parte de nuestro ser.

¡Positivismo!

Necesitamos grandes dosis de positivismo para afrontar días en los que todo nos parece una montaña que superar. Gracias al minfulness aumentamos nuestros pensamientos positivos y dejamos de lado los negativos.

Metodología para todo el mundo

El mindfulness es una práctica destinada a todo tipo de personas. Está claro que los que tienen un alto grado de estrés van a necesitarlo mucho más. Pero lo bueno es que se establece una metodología fácil, que combina la teoría con la práctica y que siempre debe ser llevada por un profesional de la salud experimentado en el procedimiento.

 

Nuestro objetivo es la organización de eventos de calidad,

si tienes una idea en mente... 

Te asesoramos sin compromiso

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad