Caminar tres horas semanales es una actividad muy saludable y sencilla de practicar. Actividad que se puede realizar a cualquier edad y en cualquier momento, no se necesita de una gran forma física ni de una planificación programada. Sin embargo, mucha gente la ha puesto en el cajón del olvido y este tipo de ejercicio puede hacer mucho más de lo que imaginamos por nuestra salud y equilibrio emocional.

Si pensamos en deporte o actividad física siempre lo relacionamos con actividades extenuantes que se realizan en un gimnasio o polideportivo. Por supuesto que ir al gimnasio está relacionado con una vida saludable, sin embargo, también es muy importante que nuestro cuerpo se mueva de manera habitual ya que la inactividad y el sedentarismo se considera como la cuarta causa de muerte en los adultos de todo el mundo.

La sociedad en la que vivimos y los hábitos diarios se caracteriza por una tendencia al sedentarismo. Son muchísimas las personas que pasan sentadas casi la mitad del día y esto no nada es saludable. Diferentes estudios han demostrado que no podemos pasar todo el día sentados y después quererlo equilibrar con un poco de actividad física. Nuestro cuerpo, está diseñado para moverse muy a menudo, por lo que es necesario que hagamos cierto tipo de movimientos a lo largo del día. Estos movimientos son bastante simples y a la vez muy necesarios. Por ejemplo, intentar pasar más horas de pie o una caminata de vez en cuando.

Caminar mejora la buena salud y reduce la mortalidad

Según se ha podido comprobar en numerosos estudios, el hecho de caminar mejora nuestra salud y además hace que vivamos más tiempo. En las últimas investigaciones los expertos han observado que el simple hecho de caminar tres horas a la semana, reduce el riesgo de mortalidad en las personas mayores.

Se pudo comprobar también que, las personas que caminan, disminuyen en un 35% el riesgo de sufrir enfermedades respiratorios y de morir a causa de ellas. Así mismo, se observó que también las enfermedades cardíacas y el cáncer se reducían considerablemente en las personas que caminaban de manera habitual.

Caminar tres horas a la semana es una actividad que todo el mundo puede practicar y que no tiene ningún coste ni necesita de entrenamiento especial.

¿Por qué debería caminar?

Caminar es bueno para la salud pero seamos más específicos. Según investigaciones recientes las caminata pueden mejorar la esperanza de vida, incluso, de las personas que tienen exceso de peso. Así mismo, aunque seas fumador, si caminas de manera regular podrías aumentar tu esperanza de vida en unos cuatro años aproximadamente. Incluso, los fumadores que desarrollaban cierta actividad física, tenían más posibilidades de dejar de fumar que los que no caminaban. Y los ex fumadores que, después de abandonar este hábito, continuaron realizando actividad física, aumentaron su esperanza de vida en seis años.

También se ha observado, por medio de otros estudios, que el hecho de caminar es altamente beneficioso para aquellas personas que padezcan enfermedades crónicas como por ejemplo enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

Además de esto, también se ha comprobado que caminar a diario reduce el riesgo de accidentes cerebro vasculares en personas mayores de 60 años.

Caminar es un buen antídoto contra el sedentarismo

El hecho de permanecer sentado es bastante más perjudicial de lo que podríamos imaginar. Estar de pie, aunque no nos movamos, es mucho mejor que estar sentado. Al estar de pie, se activan ciertos sistemas musculares y celulares que están implicados en disminuir el riesgo de obesidad y las enfermedades metabólicas.

Existen numerosos estudios que alertan del riesgo de permanecer sentados de manera continua. Por este motivo, las personas que permanecen demasiado tiempo sentadas son más propensas a padecer enfermedades cardíacas o diabetes que las personas que no lo están. Así mismo, el hecho de permanecer sentado durante más de ocho horas cada día aumenta en un 90% el riesgo de padecer diabetes tipo 2.

Estar mucho tiempo sentados es perjudicial debido a que reduce, de manera importante, el flujo sanguíneo. Esta reducción obstaculiza el normal desarrollo de los procesos que el cuerpo lleva a cabo. Por ejemplo, permanecer sentados durante una hora disminuye hasta el 50% del aporte sanguíneo de la artería principal de las piernas. Para mejorar esta situación bastaría con caminar cinco minutos por cada hora que permanezcamos sentados. Lo importante realmente, es la frecuencia con la que nos movemos.

¿Te animas a empezar a caminar?

Si te has dado cuenta de lo importante que es comenzar a moverte un poco más, veamos lo que es importante saber.

En contra de lo que todo el mundo hace, lo realmente recomendable es pasar un máximo de tres horas al día sentado. Y nunca más de una hora de manera continua. Para poder llevar esto a cabo, deberás cambiar tus hábitos poco a poco. Se trata de conseguir vivir de una forma diferente pero haciendo los cambios de manera progresiva.

Intenta encontrar pequeños trucos que te hagan caminar un poco más. Por ejemplo, aparcar un poco más lejos para tener que caminar. A lo largo del día, también podrías encontrar motivos para tener que levantarte de la silla más a menudo. Seguro que cada día puedes incorporar uno de estos cambios hasta que se conviertan en hábitos. Lo importante es que disminuyas la cantidad de horas que pasas sentado cada día.

¿Cuánto tiempo debo andar?

Si lo que persigues es obtener mayor esperanza de vida, necesitas una rutina de ejercicios más formal, no vale con caminar de vez en cuando. Según las investigaciones en este sentido, lo ideal es realizar 180 minutos semanales de ejercicio moderado. Así mismo si aumentamos la cantidad de horas, reduciremos de manera importante el riesgo de muerte y de enfermedades. De la misma manera, cierta intensidad en el caminar se ha visto que puede ser aún más beneficiosa que caminar despacio.

Caminar, es un hábito para toda la vida. Una vez que incorpores el hábito de caminar en tu vida será difícil que lo abandones. Aunque son muchas las investigaciones que se han llevado a cabo al respecto, el verdadero juez de los beneficios serás tú mismo. Te encontrarás mucho mejor y no te apetecerá volver a la vida sedentaria una vez que te acostumbres.

 

Nuestro objetivo es la organización de eventos de calidad,

si tienes una idea en mente... 

Te asesoramos sin compromiso

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad
Abrir chat